El suicidio corre en las familias

De acuerdo a un estudio en Estados Unidos, la tendencia al suicidio corre en las familias. En ese estudio, los familiares de primer grado (hermanos, padres, hijos) tenían un riesgo de 4 veces lo normal, aun cuando se tomaron en consideración los desórdenes psiquiátricos. Es decir, el suicidio no tenía nada que ver con algún desorden psiquiátrico. Tenía que ver con una tendencia familiar a la conducta suicida.

El suicidio es un tema tabú en muchas culturas, particularmente en las culturas hispanas. Es difícil hablar de ello. De hecho, muchas organizaciones periodísticas no reportan al respecto. Las personas que viven un suicidio en la familia raramente hablan al respecto. Peor aún es que raramente buscan ayuda psicológica para poder navegar la crisis de ver a un ser querido quitarse la vida.

Algo sucedió en Abril de este año con respecto al suicidio, pero aun no estoy listo para escribir al respecto, hablando de tabús. (Solo sepan que si busque ayuda profesional para poder enfrentar las imágenes y los recuerdos de lo que sucedió.) En su lugar, les voy a contar sobre dos tristes noticias que me llegaron de mi hogar ancestral. La primera noticia fue que un joven de 29 años de edad se quitó la vida al colgarse de un árbol en el patio de su casa. La segunda noticia es que el primo del primer joven también se quitó la vida al también ahorcarse. El segundo joven, de 24 años de edad, dejo un mensaje (según se reportó en los medios):

“Perdónenme todos. Me quiero ir con mi primo; cuidan mucho a mi bb. Ama te quiero mucho y mami también dígale a Gerardo que nunca se le raje a las yeguas. Perdón.”

No se los detalles de las vidas de estos dos jóvenes y no voy a especular. Pero si les voy a decir que el suicidio corre en familias y, como se ha demostrado en estudios epidemiológicos al respecto, los malestares mentales no tienen tanta influencia como uno pensaría. De hecho, las evidencias apuntan a un compuesto genético. Un estudio en Suecia demostró que hermanos tenían más riesgo de suicidio que medios hermanos, y gemelos homocigóticos (creados de un solo óvulo) tenían más riego que gemelos heterocigóticos (creados de dos diferentes óvulos). Esto aun cuando se había ajustado en el análisis las contribuciones ambientales y sociales que pudieran llevar al suicidio.

El suicidio corre en las familias. No es una infección. No es una falla en tu moral o en tu fe o en tu manera de ser. La conducta suicida no es más tu culpa que el color de tu piel o tu estatura. Si has tenido un familiar que se suicidó o intentó suicidarse, estas en alto riesgo de adoptar esa conducta. No es culpa de tu familia. No es señal de debilidad.

Si un ser querido, o alguien cerca de ti como un amigo o persona que admiras, ha intentado el suicidio (aun si no lo logró), por favor busca ayuda emocional, platica con alguien (especialmente un consejero o psiquiatra), y recuerda que estas personalmente más en riesgo de intentar el suicidio aun si no te crees capaz o no te sientes triste o deprimido. Si vas a la página “About” de este sitio web, podrás ver una forma donde me puedes mandar un mensaje anónimamente y te puedo mandar enlaces y números de teléfono donde te pueden atender. O puedes ir a estos sitios e informarte un poco más:

http://www.vozprosaludmental.org.mx/20.html

http://www.amamecrisis.com.mx/protocolos_suicidio.htm

 

[do action=”credit”]Imagen principal: JesusDQ / Foter / CC BY-NC-SA[/do]

%d bloggers like this: