Colombia, Day 7

To say that yesterday was a long day is somewhat of an understatement. It was a very, very long day.

I woke up at around 3:30am to get ready since one of the physicians from the university would be picking me up at 4:30. It was rough to get up that early, especially since I had stayed up the night before to watch the Colombia-Argentina soccer game that was all the rage around there. But I got up with a little bit of excitement because we were going to a small town about 4 hours drive from here to help investigate an outbreak of Chikungunya. Continue reading

Colombia, Day 3

It’s amazing how a nice, long walk can help clear out the cobwebs from a busy day. If you’re a stranger in a strange land, like I am now, it will also help you get to know the place where you are. I went for a long walk and found a nice park about ten minutes from the apartment where I am staying. Not only that, but there were plenty of people of all ages jogging, playing basketball, soccer, and doing exercise. I walked around it once, and measured it to be about a quarter mile. So I think I just found a spot to go for a slog (slow jog) or a long walk in the evenings.

Barranquilla is becoming less foreign to me now. Continue reading

Colombia, Day One

I arrived in Barranquilla, Colombia, early on Monday. One of the teachers at the local university where I am going to be teaching and working picked me up at the airport. The first thing I noticed was the extreme heat. It was extreme for me after a week of relatively cooler temperatures in Pennsylvania. As I stepped out of the plane, I noticed the wave of hot and humid air hit me and almost instantly make me sweat. It was impressive. Continue reading

How hot could it be, anyway?

As some of you may or may not know, I’m working on my DrPH in epidemiology. The “doctor of public health” degree is a little different from the traditional PhD that we all know and love because it is more practice-oriented than research-oriented. While I do need to know the principles behind how epidemiological studies are done in a controlled setting (e.g. a randomized clinical trail or a cohort study), my career after I get the degree will be more about putting the findings of such studies to work. For example, if several studies confirm that a particular chemical is dangerous to humans, it will be my job to help authorities mitigate the exposures to those chemicals. Or, if there is a public health problem, my job would be to look at all the available evidence and make the best recommendation(s) that I can make. Continue reading

“El fútbol ofensivo es infinito, interminable. Por eso es más fácil defender que crear. Correr es una decisión de la voluntad, crear necesita del indispensable requisito del talento.” – Marcelo Bielsa

Anoche (29/2/12) jugó la selección mexicana de futbol contra su similar de Colombia en el estadio de los Delfines de Miami (del futbol americano estadounidense). El marcador final fue de 2 goles a 0 a favor de los “cafeteros”. La estrategia de los colombianos fue fácil. Todo lo que tuvieron que hacer para garantizar que los mexicanos no anotaran fue neutralizar al Chicharito Hernández. Esta estrategia les funcionó porque la selección mexicana estaba basada en hacerle llegar los balones al Chicharito y esperar que este anotara. Al neutralizarlo, los colombianos apostaron al empate, pero tuvieron la suerte de que la defensa mexicana no estaba preparada para las envestidas de los rápidos y poderosos atacantes colombianos.

Damas y caballeros, esta no es una manera de jugar un juego en equipo.

El origen de la palabra “equipo” viene de la edad media, cuando se “equipaba” o “embarcaba” una nave para viajar. El “equipo” era el grupo de personas que llevarían la nave a su destino, y cada persona que no era un turista tenia un trabajo especifico e importante que hacer. En el futbol, el equipo entero tiene la misión de ganar, y cada jugador tiene que aportar y ayudar al resto de sus compañeros a completar la misión.

Para salir adelante, no puede un equipo depender solo de una sola persona, solo de un solo jugador. Los colombianos vieron que el todo dependía de darle el balón al Chicharito, y lo contuvieron. Los mexicanos se frustraron al ver que su delantero estrella, quien es la sensación del momento en el futbol mexicano, no podía empujar el balón al fondo de la red. Los colombianos trabajaron en equipo para hacer esto. Los mexicanos perdieron su visión cuando una sola parte, un solo jugador de entre sus once, no pudo hacer su trabajo.

Cuando una embarcación pierde un miembro del equipo, siempre hay un plan para reemplazarlo. Si el capitán muere, el teniente toma su lugar. Si el teniente muere, el sargento toma su lugar. Y así sucesivamente. (No se exactamente si hay sargentos en la marina.)

Anoche, durante el juego, cuanto el Chicharito fue neutralizado, no hubo mas delanteros hasta el minuto 70, con la entrada de Miguel Sabah en lugar de Gio Dos Santos. En otros juegos, como el de México contra EEUU en la Copa de Oro del 2011, Gio y otros jugadores atacaban como delanteros natos cuando el Chicharito no podía. Anoche no fue así.

Esta no es solo una lección para los equipos de futbol de todo nivel. Esta es una lección a seguir para el resto de nosotros. En nuestros trabajos y en nuestras familias, tenemos que estar preparados para trabajar en equipo y tomar el control cuando alguien no puede hacer su trabajo. También tenemos que reconocer quien no esta “jugando” bien y hacer los cambios necesarios. Finalmente, si somos nosotros mismos los que no estamos jugando bien, tenemos que ajustar o estar dispuestos a ser reemplazados por el bien del equipo.